Cáncer de piel

La cirugía es el principal tratamiento para el cáncer de piel y garantiza altas tasas de curación cuando el diagnóstico se realiza temprano.

La técnica quirúrgica realizada depende del tamaño, tipo y ubicación del tumor.

Para la mayoría de los tumores, el tumor se extirpa con un margen normal de piel alrededor. En ocasiones puede ser necesario realizar injertos o colgajos para facilitar el cierre y ayudar a la cicatrización.

La mayoría de las cirugías se pueden realizar en el consultorio o en el Hospital Dia, con anestesia local y con una rápida recuperación.

 

Cirurgía Micrográfica de Mohs

La cirurgía de Mohs es un tratamiento de alta especialización y precisión para el cáncer de piel en el que el tumor es removido por etapas.

La técnica quirúrgica permite que el 100% de los márgenes tumorales sean evaluados garantizando de esta manera la extracción del tumor en su totalidad con un mínimo de remoción de piel normal. La evaluación histopatológica del tumor es realizada durante el acto quirúrgico. Tras la obtención del margen libre, es realizada la reconstrucción de la herida operatoria.

Es una técnica indicada para el tratamiento de cánceres de piel más agresivos y con alta tasa de recurrencia, como por ejemplo, los tumores de la cara.

Cirurgia de Mohs
Cirurgía de Mohs