Blog

Embarazo – cuidados al doble

El embarazo representa un período de intensos cambios para la mujer. Durante la gestación ocurren cambios endocrinos, metabólicos, inmunológicas, vasculares y físicos, haciendo que el cuerpo de la gestante sufra alteraciones en su forma y estructura, además de manifestaciones en la piel, como estrías y melasma (manchas oscuras en el rostro). Estas alteraciones pueden ser causa de gran ansiedad para la gestante, pues provocan cambios en la estética facial y corporal.

Es importante evitar subir de peso en exceso, cuestión que puede traer diversas consecuencias, incluso la aparición de estrías. Éstas generalmente surgen a partir del último trimestre de gestación, pero deben ser prevenidas desde el inicio del embarazo.
También es importante practicar ejercicios físicos leves, mantener una alimentación saludable y equilibrada y disponer de seguimiento médico constante con el obstetra.

La gestante puede usar hidratantes suaves que contengan algunos principios activos ya conocidos y considerados seguros para el bebé. Pero muchas sustancias activas contenidas en cremas y muchos procedimientos electivos deben ser evitados durante ese período. Los filtros solares pueden y deben ser utilizados, pues son de gran auxilio en la prevención de manchas, comunes en el embarazo.

Una consulta con el dermatólogo en el inicio del embarazo pueden ayudar a prevenir algunos problemas de difícil tratamiento como las estrías, además de orientar a la gestante con medidas de prevención. Además de esto, ella debe evitar adquirir productos cosméticos para uso durante el embarazo sin orientación médica, pues muchos de estos productos son contraindicados o no poseen estudios o especificaciones sobre cuán seguros son en la gestación.